LA RECONEXIÓN ®

Piensen por tan solo un instante que de un día para otro pueden acceder a la luz e información del universo que los pone en el lugar donde deben estar y los re direcciona a su propósito de vida: para esto es necesario que se encuentren conectados con la fuente, con la energía del universo.

Si bien es cierto que todos nacemos conectados, muchas veces esa conexión se desgasta o rompe y lo que hace La Reconexión® es, como su nombre lo indica, reconectarnos con esa fuente lo que implica que, de una u otra manera, vamos a empezar a fluir con el orden divino, con nuestro propósito de vida. Ese orden divino no es igual al orden humano y por eso muchas veces los cambios que vemos no son los que esperamos o queremos y entonces los podemos confundir con caos, pero eso es simplemente porque el orden humano muchas veces funciona bajo la dinámica del ego que no entiende que lo que necesitamos y nos hace bien, en ocasiones, no coincide con lo que queremos.

A partir de La Reconexión® hay un cambio gradual en nosotros y lo imprevisible empieza a ser previsible o viceversa, por lo tanto se debe estar abierto y atento pues lo que nos trae puede superar nuestras expectativas, o todo lo contrario, ya que todo es manejado desde un poder superior y ese es el poder que también se nos es otorgado y que muchas veces tal vez no entendemos ni caemos en cuenta si quiera de que está ahí.

La Reconexión® busca acelerar nuestro proceso de vida y reconectarnos con nuestro propósito, ponernos en donde debemos estar y de lo cual nos hemos alejado: somos como un trolly bus de esos que van cogidos por cables y que van hacia una dirección determinada, cuando nacemos tenemos un destino y propósito claros pero por la educación, decisiones que tomamos, miedos, etc. esos cables se van desgastando y nos vamos apartando del camino. La Reconexión® reconecta esos cables otra vez, re-direccionándonos y poniéndonos donde deberíamos estar, produciendo una expansión en cualquier dirección (la indicada) así que se pueden esperar resultados no contemplados, pues siempre la voluntad del universo es mayor a la de nosotros.

Se realiza una sola vez en la vida y consta de dos sesiones que deben hacerse en dos días seguidos. Cada sesión dura aproximadamente 40 minutos y se recomienda haberse hecho las sesiones de Sanación Reconectiva® antes de hacerse La Reconexión®.

VOLVER